En femenino, Giorgio Nardone

Giorgio Nardone

Al principio de los años 80, Giorgio Nardone obtiene de la Universidad de Siena una beca para el estudio de los trabajos de Watzlawick de la escuela de Palo Alto en California. La investigación del Instituto crea un modelo de terapia “internacional” que se basa en los efectos que tiene la comunicación en el comportamiento y en la salud mental de las personas. Al finalizar su formación en Mental Research Institute of Palo Alto se convierte en Terapeuta Internacional Estratégico, construyendo tratamientos en tiempo breve de los trastornos fóbicos y obsesivos, elaborando técnicas innovadoras para el tratamiento de esta área patológica poco explotada.

Participa en proyectos de intervención e investigación en áreas de psicología clínica, educativa y social del Instituto de Psicología General y Clínica de la facultad de medicina de la universidad de Siena. Las investigaciones comparativas de eficacia en las psicoterapias nos hace ver mejor aún como la psicoterapia breve estratégica destaca en comparación con otras formas de intervención clínica donde su modelo da muestra de mayor eficacia (88% de los casos lleva a la extinción del trastorno) y eficiencia  (tan solo 7 sesiones). Sus modelos tienen aplicaciones sencillas a la vida real, a nuestros problemas de relaciones emocionales, problemas de relaciones con la familia, inclusive al ámbito laboral. En las relaciones de pareja nos avisa de los errores que cometemos sistemáticamente al buscar “El Príncipe Azul”,  o ver a personas dañinas como personas “Ideales”. En el amor, Nardone nos inculca que los problemas aparecen por la repetición de patrones personales que lleva a obviar relaciones peligrosas; la mujer que sigue el patrón de “la besadora de sapos” tiende a enamorarse de hombres con aspecto físico desagradable, maleducados e incluso peligrosos. Giorgio Nardone explica en “Los errores de las mujeres en el amor” o guiones de “búsqueda del príncipe azul”, por qué una mujer intenta buscar al hombre perfecto de forma incansable, pues si ya antes había pocos príncipes azules, hoy en día es de una gran “rareza”, según Nardone, motivo por lo que la búsqueda acaba en muchas ocasiones “frustrada”. En hombres ocurre parecido con sus propios patrones o guiones. No se trata de deshacer el patrón, pues es un estilo de vida muy arraigado en la persona, pero si flexibilizarlo y asociarlo a otros patrones que lo equilibren.

Video sobre Giorgio Nardone.

"Cuando decido sugerir a los lectores ejemplos dramáticos con consecuencias desgraciadas, no lo hago con marcado carácter literario, sino terapéutico."
Giorgio Nardone